Las listas de Rajoy

Rajoy presenta sus listas. Con pocas sorpresas. Más allá de aquellas que se veían venir, porque los candidatos salían de la política. Pero más allá de los que muchos se esperaban de él hace tres años, cuando la sombra de Aznar todavía merodeaba y algunos de sus seguidores más férreo quisieron eliminarlo de cara una posible reelección cuando perdió en su segunda batalla frente a Zapatero.

Y es que en las listas se ve el poder de Rajoy. Un Rajoy fuerte, un Rajoy líder que ahora si puede decirle a quienes lo criticaron, a quienes intentaron robarle lo que era suyo por derecho, desde dentro de su partido “aquí estoy yo. Y soy el líder”. Y aunque por norma Rajoy no sea de ese modo, unas listas con Gallardón dentro de la diputación de Madrid, o con  Alfredo Prada por León.

Y claro que con un escenario político como el que vive España, y hablo de cara a unas elecciones, tan favorable al PP es más sencillo ser líder, pero no podemos olvidar que Rajoy no es un recién llegado, si no que se quedo con todo lo bueno y lo malo del legado Aznar, y sobre todo con todos los mandamás que no le dejaron, al menos a modo suyo, levantar cabeza. El Rajoy que ven hoy es el verdadero. Y si se equivoca toda la culpa será suya. Pero si lo hace bien, entonces el mérito se lo llevará al 100%.