Vuelve a bajar el IPC y la inflación se queda en el 2,4%

Cuando entramos en una Facultad de comunicación la definición de noticia, aunque tiene muchas connotaciones es que fundamentalmente tiene que ser un hecho nuevo. Y precisamente esa, la economía española ya no la cumple, porque de nuevo hay poco, y de bueno todavía menos. Y así, una vez más tenemos caídas del IPC, tal y como se había previsto desde el PP, que de otra cosa no entienden, pero la economía se les da muy bien.

Tenemos por tanto que la caída del 2,4 % es la más baja registrada desde noviembre del año pasado, cuando llegó al 2,3 %, y si tenemos en cuenta que en diciembre del 2010, estábamos en un 3%, pues parece que los precios, relativamente y siempre comparando con lo que ya tenemos, se han mantenido. Pero que se mantengan al alza, cuando en España sumamos parados a la lista, y las pensiones no dan ni para pipas, no hace que el consumo aumente, y si el consumo aumenta, ya se sabe que se cierran negocios, y se suma más gente al paro, y esto es un círculo vicioso del que nadie nos va a salvar a menos que se pongan serias medidas.

Por tanto ante la no noticia de que el IPC vuelve a bajar, porque no hay manera de vender a precios de lujo, muchos dirán que están contentos, y otros dirán que es un mal signo. Y digan lo que digan todos, a mi realmente que la compra cueste una décima más o menos, me cambia poco la vida si de verdad estoy en el paro, o si mi pensión no me llega para pagar los gastos comunes. Así que menos perder el tiempo en estadísticas y más trabajar en lo que de verdad importa: el paro.

Más info | El País

¡Comparte!