Elecciones municipales: el caso del alcalde apolítico

manuel tomé

Se están acercando las elecciones municipales. Los principales partidos y los principales candidatos han ya encendido sus motores para ponerse manos a la obra y conquistar al electorado. Pero precisamente sobre las elecciones municipales os quiero hoy hablar de la hipocresía política y si cabe de la intromisión en el sector de candidatos que no están preparados. Os quiero habalr de un caso que conozco de cerca, un caso muy concreto, de un pequeño pueblo de Galicia, pero que estoy convencida que se repetirá en tantas alcaldías del territorio español. Se trata de Manuel Tomé, ex-alcalde de Porto do Son, y que sigue por ahora siendo el futuro candidato a los próximos comicios bajo las siglas del PP.

Resulta que Manuel Tomé, en sus discursos de las pasadas elecciones para convertirse en alcalde del municipio de Porto do Son, no se cansó de repetir que el se declaraba como «una persona apolítica». ¿Apolítico? ¿Pero usted no se presenta para alcalde?, me preguntaba yo a mi misma en aquel momento. Y hoy, unos cuantos años después de conocer a este y a otros tantos políticos locales, he llegado a la clara conclusión de que la hipocresía debe ser la madre de la actual política; porque a nadie se le ocurriría dejarse operar por uno que no es médico, o pedirle a uno que no sea periodista que escriba un artículo para un periódico. Pero parece que en política española todo vale, y ser apolítico dedicándose a la política, y cobrando un sueldo por representar a la alcaldía de Porto do Son, parece estar bien visto en nuestro país. Luego hablan de una crisis económica; pero actualmente estamos en una crisis económica, de valores y de principios.