Trabajar en Venezuela. Una cuestión cada día más difícil

Desde Foro Político nos hemos encargado del seguimiento a los acontecimientos por las ocupaciones hosteleras en Caracas y otros puntos de Venezuela, tomadas por el gobierno como improvisados refugios que dejan a sus dueños y trabajadores sin poder recibir ni un solo centavo. Hoy, presentamos en exclusiva la entrevista a uno de los trabajadores del sector, que ve como cada día es más difícil mantener su puesto de trabajo

El sector hostelero en Caracas se tambaleaCientos de empleados temen por sus puestos ante las ocupaciones de los establecimientos por los damnificados de las lluvias

La crisis por la que pasa el sector hostelero en Venezuela, se ha visto empeorada por las medidas tomadas por el ejecutivo, como las multas por alto consumo de electricidad o la ocupación de establecimientos privados por los damnificados de las lluvias del pasado otoño. Esta situación, no solo deja pendiendo de un hilo el futuro de los dueños de hoteles, entre los cuales hay muchos emigrantes españoles que se han arraigado en el país latinoamericano, sino que pone en riesgo a cientos de trabajadores del sector, que llevan toda una vida en sus empleos.

Un ejemplo de ello, es uno de los recepcionistas, de uno de los hoteles de la capital venezolana, que ha mostrado su preocupación, tanto por su futuro, como por el de sus jefes, empresarios españoles que han tenido que ceder el 100% de sus habitaciones a los damnificados, mediante un contrato con el Estado, que sería por menos de 28 días, y con el que ya van más de 3 meses.

Cuéntenos como ha vivido la situación de la ocupación del hotel en el que trabaja

Yo llevo 7 años trabajando en este hotel. Aquí la situación era bastante normal antes de la tragedia ocasionada por las lluvias. Lo cierto es que en un primer momento, se hizo un censo de las habitaciones disponibles y la Alcaldía visó de que tomaría un número limitado de ellas para alojar a los damnificados. Sin embargo, a pesar de que en un primer momento, todo parecía ir con normalidad, tras varios días, de madrugada, se presentaron los Guardias Nacionales armados y desalojaron a todos nuestros clientes para alojar a los damnificados. Fue duro. Hubo situaciones de tensión. muchos clientes tuvieron que dormir en sus coches. No sabíamos que hacer.

¿Qué supone para usted la ocupación de su hotel?

Pues para mí, fundamentalmente el miedo aquí es perder mi trabajo. Yo agradezco muchísimo a mis jefes, que por ahora, siguen pagándonos a todos los empleados a pesar de que el hotel no produce ni un solo bolívar. Sin embargo, sé que ellos no pueden mantener por mucho tiempo más esta situación. Llegará un momento, si todo continúa como parece, que nos quedaremos todos desempleados. Y eso será un gran problema para Caracas, ya que se trata de varios hoteles los que están en esta situación.

¿Qué piensa de las medidas de acudir a los establecimientos privados en este caso?

Yo no me alegro de lo que le ha ocurrido a los damnificados. Es más, mis jefes siempre han sido muy solidarios, y se han ofrecido como medida momentánea sin ningún problema. Aquí el problema está en que es el Estado quien se tiene que encargar de ellos. Si no lo que ocurre, es que mientras les ayudan a ellos usando la propiedad privada, arruinan al sector y los trabajadores nos quedamos en la calle.

¿Cuánto tiempo más cree que se podrá seguir en esta situación?

Yo no lo sé. Pero esta claro que si un negocio no obtiene beneficios, es imposible acarrear con los gastos que se ocasionan. Y teniendo en cuenta que los trabajadores ahora mismo solo somos meros guardias para asegurar que las instalaciones se mantienen, pasamos a ser imprescindibles. En mi caso, no me puedo quejar, porque llevamos más de 3 meses así, y a mí me han pagado mi sueldo y mis impuestos. Sin embargo, no creo que los hoteles privados puedan soportar por mucho más tiempo la situación. La Alcaldía tiene que dar una respuesta rápida.