Rechazo al diputado del PP Juan Soler por aludir al acento andaluz de Jiménez

Madrid.- La alusión al acento andaluz de la ministra de Sanidad y aspirante a ser la candidata socialista a la Comunidad de Madrid, Trinidad Jiménez, ha generado un aluvión de críticas al diputado regional del PP Juan Soler, del que se ha desmarcado su propio partido.

En su ciberdiario o «blog», Juan Soler, que es portavoz adjunto en la Asamblea madrileña, escribía ayer miércoles que el acento andaluz de Jiménez (nació en Málaga) «le hace más apta para Dos Hermanas o Velez-Málaga, suena extraña y sólo aparece por aquí para aspirar a un puesto(…) Le faltan fondo y cuajo madrileño».

Esas palabras han dado lugar a numerosas críticas contra Juan Soler, nacido en Cantabria, y que a media tarde emitió un comunicado en el que pedía disculpas y aseguraba que no quería ofender a nadie.

Trinidad Jiménez no ha hablado hoy públicamente del caso, pero sí lo ha hecho su rival en las primarias socialistas por Madrid, el líder del PSM, Tomás Gómez, quien ha condenado el «tinte discriminatorio y xenófobo» de las palabras del diputado regional del PP, que son un «despropósito» y están «fuera de lugar».

Otra ministra andaluza, la de Igualdad, Bibiana Aído, también ha recurrido a su bitácora en Internet para preguntar si los conservadores españoles tienen «tanta rabia» al acento andaluz porque «es el del progreso» y «el de la solidaridad».

Aído ha subrayado la trayectoria y «demostrada valía política» de Trinidad Jiménez y ha añadido que Madrid no exige «peaje lingüístico para soñar con ella y construirla entre todos aquellos madrileños que, como los bilbaínos y los gaditanos, nacen donde les da la gana».

Juan Soler no ha escapado a la polémica en el propio PP, ya que su candidato a la alcaldía de Vélez-Málaga, Francisco Delgado Bonilla, ha pedido al partido que expediente al portavoz adjunto en la Asamblea de Madrid por sus comentarios «reprobables e inaceptables».

Por su parte, el consejero madrileño de Economía y Hacienda, Antonio Beteta, ha marcado distancias con su correligionario al afirmar que «en Madrid ya nadie se pregunta de dónde se viene. Lo que se pregunta es adónde queremos ir, todos juntos, para sacar adelante a la Comunidad y a los madrileños».

A última hora de la mañana de hoy Soler volvía a escribir en su «blog» para aclarar «a los malévolos» que lo que pretendía decir es que «Madrid es muy hospitalario, lo digo por experiencia, pero no quiere que le gobiernen quienes están de paso y no se comprometen», en alusión a Jiménez.

Esa matización no ha detenido el aluvión de críticas y por la tarde el Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea emitía una nota de Soler en la que pide disculpas por los «desafortunados comentarios» que escribió en su ciberdiario.

«En ningún momento pretendía ofender a nadie», dice el parlamentario, que lamenta haberlo hecho, al tiempo que subraya que «no ha sido con mala intención» y pide perdón al presidente del PP de Vélez-Málaga.

Fuente de la noticia

Sobre el autor