Libia, reflexión desde Europa

Últimamente, gracias a las redes sociales, los conflictos del mundo se retrasmiten en directo desde Twitter. y esto, a decir verdad me encanta. Me encanta porque la información y la opinión se entremezclan creando una verdadera simbiosis apta solo para mentes críticas. Precisamente por ello, hoy, quiero responder desde Foro Político a la cantidad de mensajes que se podían leer ayer desde Twitter usando el hashtag Libia, los cuales contradecían el ataque a Libia y hacían comparaciones con Irak.

Sinceramente, creo que Irak y Libia poco tienen que ver entre sí. Lo de Irak fue más una maniobra de venganza y egocentrismo planificada por Bush Junior, la cual tenía detrás el trasfondo del petróleo. Y ahí, justo en el petróleo, es en lo único que se asemejan Irak y Libia.

La revolución de Libia se gestó desde dentro del país. Y mientras los rebeldes a Gadafi iabn poco a poco ganando terreno, mientras éste en su bunker planeaba la estrategia de la revancha, Europa callaba. Europa pensaba que hacer. Europa veía como aquel mundo que había construido con Gadafi al frente se desmoronaba. Y se sentaba en sus sillas creando sanciones. Sin embargo,en pocos días, todo se dió la vuelta. Gadafi planeaba un ataque por todos los medios para ir en contra de los rebeldes. Miles de víctimas, y un Gadafi más prepotente que nunca. Y los rebeldes clamaban a gritos ayuda. Una ayuda internacional que frenase la masacre. Una masacre creada por un líder incapaz de ver que se le acabó su reinado. Que sigue sediento de poder, y lo que es peor que no le importa cuanta sangre de hermanos se derrame.

Y entonces Europa decidió entrometerse. Europa, EE.UU y la ONU. Y la decisión está más que justificada. ¿Dejamos que un lider que tiene todo el arsenal (que por cierto le vendimos nosotros) masacre a la población? ¿Dejamos que el maniquí que colocamos ahí mate a todo aquel que se revela en su contra? Occidente, tiene una gran responsabilidad para con los dictadores que de cierto modo protege. Y cuando la revuelta estalla. Cuando el país ya no puede más. Cuando la gente se cansa. Tiene el deber moral de intervenir. Y no hablamos de Irak. Que quede claro.

¡Comparte!