Francia busca eliminar a los fumadores. Tras la ley antitabaco quieren prohibir los calefactores

Parece que algunos países europeos se han empeñado en vender que la ley antitabaco es la mejor opción para combatir las grandes y graves enfermedades que provoca la adicción a los cigarrillos. Pero por muchas leyes que aprueben está claro que el ciudadano de a pie que quiera seguir fumando se las apañará para hacerlo, y el hostelero que quiera seguir viviendo de su negocio se buscará modos para no perder a su clientela. Hoy os voy a contar el caso de Francia, país que busca de cualquier modo eliminar a los fumadores. Y es que los galos tras la ley antitabaco quieren prohibir los calefactores que calientan a sus ciudadanos fumadores en las terrazas, en las que por ahora se podía fumar.

Y claro terrazas prácticamente cerradas con los que ahora se convierten en el demonio, esos calefactores externos, se habían convertido junto a los fumées (especies de Clubs de fumadores) en el refugio de los fumadores galos que no querían saltarse la ley antitabaco, pero tampoco querían dejar su hábito. Pues bien, ahora desde Francia se plantean prohibir las dichosas setas o calefactores externos. ¿Saben el por qué? Emiten demasiado CO2.

A mi me da la risa. Primero era el humo el que molestaba, ahora el CO2 de las setas calefactoras. Pero ¿por qué no dicen claramente que quieren una guerra contra nosotros los fumadores? Por qué no hacemos una cosa expúlsennos de la sociedad, prohíbannos el tabaco. Así al emnos nos ahorramos pagarles los impuestos, y ustedes se ahorran la hipocresía. Ahh, pero si lo prohiben, solo en España dejan de ingresar 10 mil millones de euros. Se me olvidaba este dato. Bien, síganse preocupando entonces por hacernos la vida imposible, y prohiban las setas, y eliminen a la hostelería. Volvamos a la Edad Media. Eso sí, ustedes, políticos, no vayan a renunciar a sus super coches porque emiten CO2, que ese debe ser de otra calidad. En fin, que cada día los políticos me dan más asco.

Más info | Prohibido Prohibir

¡Comparte!