El presidente de la Fundación CatDem ve "lógicas" las donaciones del Palau

Barcelona.- El presidente de la Fundación CatDem y ex conseller de Cultura de la Generalitat, Joaquim Ferrer, ha considerado perfectamente «lógicos» los convenios que en su día firmó su entidad, vinculada a CDC, con el Palau de la Música, aunque ha admitido que le disgustó enterarse de que Fèlix Millet los rubricó sin tener los poderes necesarios.

En su comparecencia ante la comisión de investigación del Parlament sobre el caso Palau durante los gobiernos de CiU ha asegurado que el dinero donado por el Palau de la Música durante la presidencia de Fèlix Millet fue empleado en actividades de «pedagogía» y «divulgación» de cultura catalana en ateneos y centros para gente mayor.

Según Ferrer, que asumió la presidencia de la CatDem en junio de 2008 y que, por lo tanto, ya no llegó a firmar ningún convenio con el Palau de la Música, era «lógica» esta colaboración entre dos entidades con «idénticos objetivos» y de «profunda catalanidad».

«Me extraña que haya gente que lo encuentre extraño. No es nada más que la colaboración entre dos entidades, una especializada en el canto coral y otra que tenía una buena experiencia en la realización de actos públicos culturales. Me gusta que se haya producido esta colaboración. No me gusta que allí se estuviese incubando una gran estafa», ha afirmado.

Los portavoces de PSC, ERC, ICV-EUiA, PPC y C’s en la comisión se han interesado por saber cómo se emplearon los 630.554,82 euros que recibió entre 1999 y 2008 la Fundación CatDem, antes denominada Trias Fargas, de manos de la Fundación Orfeó Català-Palau de la Música, a través de siete convenios anuales de colaboración.

Cuando se destapó el escándalo del Palau y la CatDem se enteró de que Millet había firmado los convenios sin tener poderes para ello, ha explicado Ferrer, la fundación convergente decidió aportar al Palau un importe de dinero similar al que recibió en su día.

Ferrer ha asegurado que la Trias Fargas empleó todo el dinero recibido del Palau en actividades de carácter cultural y no se desvió ni un céntimo a las arcas de Convergència, si bien los diputados del tripartito, PPC y C’s han argumentado que apenas constan actos organizados con las donaciones del Palau.

El diputado de ICV-EUiA Lluís Postigo ha destacado que «ninguno de los convenios se cumplió», como lo demuestra el hecho de que «si uno cogen las memorias de la Fundación en ningún lugar aparecen estos actos».

«Yo estoy convencido de que las memorias sí que contienen esa relación de actividades», ha replicado Ferrer para contradecirle.

Pese a defender la firma de estos convenios, Ferrer ha señalado que cuando él llegó a la presidencia de la CatDem en 2008 se desechó la idea de seguir con esta colaboración, ya que la fundación de CDC cambió el rumbo de sus actividades, dejó de priorizar la divulgación cultural y se convirtió en un laboratorio de ideas para el proyecto de la ‘Casa Grande del Catalanismo’, promovido por Artur Mas.

Aunque Ferrer se ha escudado en su papel meramente representativo y sin funciones gestoras dentro de la CatDem para evitar responder a algunas de las preguntas de los diputados, Postigo le ha recordado que desde 2000 a 2008 desempeñó el cargo de secretario del Patronato de la fundación, aunque él sólo ha reconocido haberlo sido hasta 2003.

Durante la comparecencia, el diputado de CiU Jordi Turull ha aprovechado para denunciar nuevamente que la comisión parlamentaria del caso Palau es un mero «tribunal político» para «perseguir» a CDC y no para esclarecer la verdad: «Interesa más preservar la imagen del tripartito que saber adónde han ido esos fondos del Palau».

Ferrer, que de 1985 a 1988, cuando fue conseller de Cultura, conoció a Millet pero que luego no volvió a tener relación con él, ha expresado su «tristeza» por tener que volver de esta manera al Parlament, donde fue diputado en las primeras legislaturas tras la Transición, y ha lanzado un reproche al tripartito: «Hay gente que tiene más interés en hablar de CDC que de estos estafadores».

Fuente de la noticia

Sobre el autor