No os dejamos fumar, pero os subimos el precio del tabaco

Los fumadores no ganan últimamente para sustos y un día sí y otro también se llevan un sobresalto por las continuas noticias que les afectan que les sorprenden, unas veces para bien y otras, para mal. Ayer os contábamos las últimas novedades sobre la reforma de la ley del tabaco que se está debatiendo en las últimas semanas en el Congreso, en el Senado y, sobre todo, en la calle. Estas novedades daban un respiro a los fumadores, ya que se proponía retrasar la entrada en vigor de la reforma de la ley desde enero hasta julio y la creación de habitáculos o fumaderos en los comercios de hostelería.

Sin embargo, hoy ocurre todo lo contrario. Como se suele decir, qué poco dura la alegría en casa del pobre y, en este caso, también la de los fumadores. Está previsto que en el Consejo de Ministros que se celebra hoy viernes el Gobierno de Zapatero anuncie una subida del impuesto del tabaco, subiendo así también el precio de los cigarrillos.

De esta forma Zapatero prevé hacer frente a la crisis económica y al defícit público incrementando con esta subida de impuestos del tabaco en 1.200 millones de euros los ingresos anuales del Estado. Lo más curioso y llamativo de todo este asunto es que está previsto que esta subida de impuestos entre en vigor al mismo tiempo que la reforma de la ley antitabaco, veremos si finalmente es el 2  de enero o, por el contrario, el 1 de julio.

Resulta bastante contradictorio este hecho. Mientras el ejecutivo socialista ha declarado la guerra a los fumadores prohibiéndoles fumar en espacios públicos, al mismo tiempo se aprovecha de que la gente fume para ingresar más dinero en las arcas públicas y hacer frente así al déficit público. Vamos, que por una parte ponen todas las trabas del mundo para que la gente fume, pero por otra hace un gran negocio con el tabaco. Así de sencillo.

Fuente | El Mundo