PSOE, una derrota para olvidar

Rubalcaba leyendo un discurso. Nunca antes visto en democracia. Así fue como se acabó la noche. así fue como se acabó el sueño. Y así fue como empezó la pesadilla. Una pesadilla que, al menos para Rubalcaba terminará en menos de un mes, cuando se reúnan los socialistas y decidan quien será el próximo secretario, porque ZP está fuera de juego y Rubalcaba parece que va a salir también.

Pero volviendo a los resultados de las urnas, en realidad no podemos decir que Rubalcaba en Madrid en su probablemente último discurso no estuviera afectado. Y aunque todavía no entiendo su suicidio político porque lo fue, las cosas están sobre la mesa, y todos recordaremos, todos los libros recogerán, que el PSOE obtuvo el peor resultado de su historia con Rubalcaba, cuando todo el mérito se lo tenía que haber llevado Zapatero. Pero así son las cosas. Y ahora les queda mucho que llorar a todos.

Piensen que en términos relativos, el PSOE ha cedido nada menos que 59 escaños del Congreso, pero si miramos los votantes, las cosas se ponen peor para los partidos del color rojo, porque las cifras nos dan un total de 6.973.631 frente a los 11.289.335 de 2008. Y eso es mucho perder.

Vamos que se han superado los socialistas, pero nadie se ha asombrado. Al parecer solo Rubalcaba y Chacón parecían afectados, aunque por avisos no ha sido. A lo mejor creían que vendría algún Dios a salvarles. Pero en los milagros, al menos ellos, por ideología, no deberían creer.

Más info | Generales 2011

¡Comparte!