Zapatero y Rajoy enzarzados en ir en contra.

Primera sesión de control del gobierno y pocos cambios. Zapatero sigue con las suyas, y Rajoy con las de él. Y aquí no hay quién se entienda. NI quién quiera dar el brazo a torcer por miedo a perder una docena de votos que pueden ser decisivos.

Entre tanto, ganan los de siempre, las minorías de las comunidades que al final cuentan a veces más que las ironías. Bueno al final el pedazo gordo de la tarta se repartirá entre catalanes y vascos, que parecen ser los españoles de primera.

¡Qué irónica es a veces la política!

Fuente | El País

¡Comparte!