Una campaña electoral marcada por la economía que no favorece a Rubalcaba

La campaña comienza. Y lo hace por todo lo alto. Sin embargo, los inicios de esta pueden ser bastante duros para Rubalcaba, que sin una estrategia realmente definida, porque lo de que él es el candidato ya no cala, ya que es lo mismo que decir que ZP gobernase de nuevo. En todo caso, si las cosas podían empeorar siguiendo a Murphy, parece que lo han hecho. Y es que los comienzos de la carrera por los votos de PP y PSOE van marcados en una línea fundamentalmente económica, y sabemos por experiencia que eso no se le da bien al PSOE. Ni se le dio bien a Felipe, ni a ZP ni ahora a Rubalcaba.

Y sabemos que estamos en un campo de minas, puesto que la gestión económica del PSOE ha sido la parte más dura por la que el electorado lo ha penalizado, por lo que esto supone que si ya partían en desventaja, ahora parten desde la última línea de salida. Y con ello, parece acercarse el fin electoral del PSOE marcando la peor derrota de su historia. Y aunque antes del debate y del 20N poco podemos afirmar acerca de en cuanto serán esas pérdidas de votos, lo que no se puede negar es que se lo han merecido. Porque 5 millones de parados son demasiados.

Más info | El País

¡Comparte!