Rajoy acepta el déficit del 5,3% que le impone Europa

A ver. Estamos diría ante una victoria a medias. Lo de Europa, la decisión de colocarnos un déficit por encima del que Rajoy le pidió. Pero bastante por debajo del que el pasado año había firmado Zapatero. Unos pocos puntos por encima, que en mi caso, el PP ha aceptado sin pedir nada a cambio me suena a que todo estaba más que estudiado, y que un poco se había inflado aquello.

Así con tan buenas noticias y como cada vez que hay blanco un punto negro hay en medio, como en aquel círculo del Ying y del Yang, resulta que España no solo se ha comprometido con 2012. A cerrarlo con un 5,3% de déficit. Lo peor es que hemos dado el visto bueno al 3% de 2013. Algo que ya no me resulta tan factible.

Pedirle por ejemplo a alguien que ha hecho recortes mínimos que reduzca su inversión y su gasto público es sin duda sencillo, pero hacerlo a otros que tenemos el porcentaje más alto de paro no solo de Europa si no estamos entre los peores del mundo y con un paro juvenil que tiene a una generación de ni mileuristas en la calle, parece como poco pedirle peras al olmo.

Aún así, hay motivos para la esperanza, porque dicen que es lo último que se pierde. Y es que hasta entonces, hasta que llegue 2013, los demás países europeos tendrán que pasar por el mismo rellano y a ver si salen tanto las cuentas. Ya veremos. Porque puede que Merkel se haya equivocado.

¡Comparte!