Obama en las elecciones de EE.UU: Yes, we can again

Aunque probablemente los americanos lo estén viviendo de un modo diferente, medio mundo está en vilo porque hoy se decide como suelen decir en EE.UU al próximo inquilino de la Casa Blanca. Las elecciones americanas son cosas de los americanos, como lo son las de cualquier otro nacional en sus respectivas convocatorias a las urnas, pero en concreto en los EE.UU como primera potencia, se deciden muchas cosas a nivel de otros países. Así que como hoy, el primer martes de noviembre, en este caso 6N, y como es tradición, en Foro Político no podemos hacer más que hablar del tema, pero desde la visión de un español. ¿Quién nos conviene que sea el próximo presidente de los EE.UU? A mi la verdad no me queda ninguna duda, a España le conviene Obama.

Y no lo digo porque me sienta más identificada con los demócratas que con los republicanos, ni tampoco porque no pueda soportar los discursos tan radicales de Ronmey respecto a las mujeres, a los inmigrantes o acerca de los servicios públicos. Intento verlo desde un punto de vista más objetivo, dejando de lado mi propia ideología, y a mi me salen las siguientes conclusiones:

  • En España nuestro problema es el empleo, y el empleo solo se genera reactivando la economía. Y se ha demostrado en otros países que los recortes no lo logran. Con un aliado que cree en inversión social para lograrlo lo tendremos más fácil.
  • Obama puede hacer frente a las duras posiciones de Merkel ante la austeridad, mientras que Ronmey es su homólogo y considera la austeridad también como única política a seguir.
  • Para muchos de los que actualmente emigrar es la única opción probablemente les convengan más las políticas moderadas de Obama en lugar de las restrictivas de Ronmey.
  • Obama siempre ha defendido en público que a España no se la puede dejar caer, mientras que Ronmey solo ha utilizado el ejemplo de España para decir hacia dónde no quiere ir.

Está claro que gane quién gane solo lo podrán decidir los americanos, pero hoy más que nunca España se juega mucho y la decisión no la tomamos nosotros. Yo por mi parte espero que sea posible un Yes, we can again

¡Comparte!