Le Monde acusa al Elíseo de investigarle por el caso Bettencourt

La presidencia de la república respondió que “jamás había dado la más mínima instrucción” al respecto.

El Partido Socialista habla de “un nuevo escándalo digno del Watergate, que podríamos llamar el ‘woerthgate'”, en alusión al caso que llevó a la dimisión del presidente estadounidense Richard Nixon en 1974.

“El Elíseo debe responder hoy a estos ataques intolerables”, dijo la diputada socialista Aurélie Filipetti.

Según Le Monde, la Dirección Central de Información Interior (DCRI), dedicada en teoría a la seguridad del territorio y en particular a la lucha antiterrorista, investigó para averiguar quién fue el informante de uno de sus periodistas.

Este último, Gérard Davet, dio cuenta de la investigación judicial sobre las sospechas de tráfico de influencias contra el ministro de Trabajo, Eric Woerth, por su relación con la heredera de L’Oréal, Liliane Bettencourt.

“En consecuencia, Le Monde ha decidió presentar una demanda contra X (que no identifica al culpable) por violación del secreto de fuentes”, según se leía en la edición del 14 de septiembre del periódico.

El periódico acusa al Elíseo de haber querido detener las revelaciones de los medios.

“Saltarse las reglas de la simple justicia es la solución que imaginó el Elíseo para rodear el incendio”, escribe un editorial que habla de un “gabinete negro”.

Le Monde afirma que fuentes policiales le habían dicho que la orden se dio para poner fin a las filtraciones. Entre estas figuran la publicación a mediados de julio de las declaraciones a la policía de Patrice de Maistre, gestor de la fortuna de Liliane Bettencourt, que aseguró que había sido inducido por Eric Woerth a proceder a contratar a la sociedad de su esposa Florense.

En una declaración, el Elíseo “negó rotundamente las acusaciones de Le Monde”.

Fuente de la noticia

¡Comparte!