Hugo Chávez, el chavismo y el miedo a caer en el abismo

Sé que hay muchos que se empeñan en defender el modelo chavista. Pero cuando el inventor de la idea del Socialismo del Siglo XXI en la que se inspiró el presidente venezolano Hugo Chávez ya se ha descolgado hace años de un proyecto que no cree que represente sus ideales, si no más bien que ha sido modificado a base de símbolos y de manipulaciones para convertirse en algo que antes no era, ya las cosas no pintan bien de buenas a primeras. Quiero decir, no pintan claras, y parecen poco democráticas.

hugo-chavez

Pero para flata de democracia todo lo que está ocurriendo en Venezuela estos días. A Chávez lo tienen en el hospital CIMEQ de Cuba internado bajo secreto de sumario con graves problemas de salud que se le complican día a día y que según los que manejan las filtraciones oficiales, podría quedarle muy poco tiempo de vida. Su cáncer definitivamente, ni con la ayuda de Dios que tanto se pide, ni siendo Chávez, no tiene cura. Y es que es lo que tiene que nadie haya inventado la inmortalidad. ¡Y recen para que no suceda nunca!.

En fin, que a lo que iba, que mientras el que dice ser el presidente del pueblo, el corazón de su patria, Hugo Chávez se gasta millones de bolívares en Cuba y agoniza en su cama, Venezuela está sin presidente y las cirunstancias parecen querer seguir así por parte del regimen. El presidente de Venezuela debe juramentar su nuevo cargo el 10 enero por 6 años más de mandato. Si no llega ese día, la Constitución dice que habrá que convocar elecciones en el plazo de un mes. Pero desde su partido ya buscan cambiar la interpretación de la norma. Para más inri, hoy han destituido a los jueces del Tribunal Supremo de Justicia, cambiándolos pos sustituos cuya figura tampoco recoge la Constitución para que defiendan la postura de que si Chávez no llega el 10 de enero pueda seguir reinando desde una cama agonizante en Cuba.

Y ahora, con todo esto, que pueden corroborar en cualquier diario del país, ¿me van a decir que estamos ante un régimen demócrata? ¡Señores, que no les cuenten cuentos! En una democracia se informa de la enfermedad,  se mantienen separados los poderes ejecutivo y judicial, o se hacen elecciones internas para evitar conflictos de poder en los partidos. Tampoco se usan máquinas configuradas para votar, si no que se vota manualmente. Y por todo esto, Venezuela, no es una democracia. Digan lo que digan…

¡Comparte!