Hasta la corrupción entra en crisis

Menos mal que la crisis en la que estamos nos deja alguna que otra buena noticia. Que cada día cobremos menos, que cada día haya más paro y que cada vez sea más probable tener que salir del país para buscarse la vida son asuntos negativos que abren el camino a uno más positivo; resulta que a mayor crisis, menor corrupción. El binomio se cumple de modo tal que ahora estamos en el puesto 30 de los países menos corruptos del mundo, un poco lejos de nuestro récord, el puesto 24 que obtuvimos por allá por 2004.

Parece que detrás de todos estos motivos, además de estar la crisis económica, se encuentran que las alrededor de 750.000 investigaciones abiertas por corrupción son un instrumento disuasorio para el que le venga en mente la idea.

Los menos corruptos en el mundo son Dinamarca, Nueva Zelanda y Singapur. Y a ellos, parece que las cosas económicamente no le van tan mal, o al menos esos dicen sus datos, los cuales no reflejan una crisis como la nuestra. Pero debe ser que el binomio corrupción-crisis funciona sólo en nuestro país.

Noticia | El Mundo

¡Comparte!