Gürtel. clamor interno en el pp para que camps dimita

– Fuentes oficiales expresan su “absoluta tranquilidad” aunque el sentir general vaya en dirección contraria
MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

La reapertura del “caso Gürtel” en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha provocado un clamor interno en el PP a favor de que Francisco Camps dimita al frente de la Generalitat y deje paso a otra persona que pueda “sanear el partido y el gobierno autonómico”.
Tanto en la dirección nacional como entre los altos cargos valencianos está asentada la idea de que Camps “hace mucho daño al partido” y que “cada día que pasa provoca un goteo de pérdida de votos”, por lo que debería marcharse cuanto antes.
Fuentes próximas a Mariano Rajoy aseguraron a Servimedia que en el PP existe “absoluta tranquilidad” ante el hecho de que el Tribunal Supremo haya ordenado continuar con la investigación judicial sobre los trajes que le regaló la presunta trama corrupta organizada por el empresario Francisco Correa.
Sin embargo, el sentir general del partido va en la dirección contraria, pues numerosos dirigentes nacionales y valencianos del PP coincidieron, en declaraciones a Servimedia, en que Camps no debería seguir “ni un minuto más” como presidente de la Generalitat.
Los hay que consideran que Camps “no es ningún chorizo” pero juzgan que debería dimitir por su “mala gestión de la crisis” política suscitada por el “caso Gürtel”. Sin embargo, no son pocos los que dudan de su honorabilidad y tachan de “bochornosa” su actitud tanto por haber recibido regalos de Correa como por el tono de sus conversaciones telefónicas como Álvaro Pérez, alias “El Bigotes”, que aparecen en el sumario.
Incluso, los hay que querrían ver a Camps condenado para que sirva de ejemplo a los que entran en política con ganas de enriquecerse y se aprovechan de los cargos públicos para sacar provecho personal, pues consideran que este ha sido su caso.
Sus propios compañeros aseguran que Camps está “descolocado” en términos políticos y emocionales y que últimamente se limita a “lamerse sus heridas”. Incluso, algunas fuentes populares sostienen que se encuentra en tratamiento para sobrellevar la presión mediática y que tiene reticencias a aparecer en grandes espacios públicos por temor a que le insulten.
La consecuencia, aducen dirigentes del PP valenciano, es que el Consell de la Generalitat está “parado” por su falta de actividad. Por eso, reclaman que dimita y deje paso a otra persona que devuelva a la normalidad al partido.
La actual alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, es la que concita mayores apoyos en la comunidad y en la dirección nacional para tomar las riendas del gobierno autonómico y del partido a medio y largo plazo.
En el entorno de Mariano Rajoy se piensa que Barberá es incluso una buena opción de futuro para que se presente como candidata en las elecciones autonómicas del año que viene, pues cuenta con un respaldo social contrastado a lo largo de anteriores comicios en el Ayuntamiento.
No obstante, algunas fuentes consideran que Barberá sería una buena presidenta “de transición”, aunque no lo tendría fácil porque cuando Camps deje la Generalitat se pasará “de un desgobierno a un gobierno que no va a poder gobernar” por falta de tiempo.
Los detractores de Barberá prefieren que se busque a un nuevo candidato -entre los que mencionan al vicesecretario general del Comunicación del PP, Esteban González Pons, y al alcalde de Castellón, Alberto Fabra- que pertenezca a una nueva generación de políticos y pueda abrir otra época en la región.
(SERVIMEDIA)
12-MAY-10
PAI/lmb

Fuente de la noticia

¡Comparte!