¿Un pacto sobre ETA sin ETA?

Los socialistas y los nacionalistas vascos son aliados para buscar el fin de ETA.

Zapatero y el PSOE han vuelto a demostrar una vez más que su principal aliado para lo que queda de legislatura es el PNV. Lo tienen claro y no lo ocultan. Por eso el presidente del Gobierno y el presidente de los nacionalistas vascos, Íñigo Urkullu, hablan por teléfono varias veces por semana desde hace cuatro meses y se han reunido en secreto seis veces en el último medio año.

Entre Zapatero y Urkullu hay complicidad, un pacto para terminar con ETA, a ser posible en este mismo año 2011. Los dos, y también Alfredo Pérez Rubalcaba, están de acuerdo en presionar a la izquierda abertzale para que esta exija a ETA el fin de la lucha armada y del terrorismo.

Hasta aquí todo normal, ningún problema. Sin embargo, lo que más llama la atención es que quieran llevar a cabo un pacto sobre ETA sin tener en cuenta a ETA. Sí, suena raro y, a simple vista, parece un poco difícil y complicado. También choca bastante que consideren insuficientes las declaraciones de la banda terrorista y sus treguas, que no tengan en cuenta las palabras de ETA ni crean en que realmente la banda terrorista y la izquierda abertzale desean y buscan el fin de la violencia y el cese definitivo de las armas.

Por el contrario, lo que el PSOE y el PNV pretenden es obtener ellos ese objetivo tan ansiado, deseado y buscado por todos durante tantísimos años. ¿Pero cómo se puede negociar, hablar, dialogar sobre alguien sin tener en cuenta a ese alguien? Y, otra duda que me surje en estos momentos, ¿realmente el PSOE y el PNV buscan el fin definitivo de ETA o únicamente apuntarse el tanto de haber participado en el logro de ese objetivo o, cuanto menos, haberlo intentado?

Pero las dudas no acaban ahí. En este proceso de paz, en estas negociaciones, ¿dónde está el PSE? ¿Dónde está el lehendakari Patxi López? Una vez más, el PSOE ha vuelto a dar la espalda, a ignorar y a puentear a los socialistas vascos y al propio presidente de Euskadi. Está claro que el PNV está haciendo su trabajo, está moviendo fichas y jugando muy bien sus cartas. Y mientras, ¿qué hacen los socialistas vascos? Veremos quién gana la partida en las elecciones autonómicas de mayo.

Fuente | El País

¡Comparte!