Estatuto cataluña. vidal-quadras, sobre la eventual desafección: "en este país vivimos amedrentados por amenazas imaginarias"

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

El vicepresidente del Parlamento Europeo y ex presidente del PP catalán, Alejo Vidal-Quadras, no da pábulo a las advertencias sobre una posible “desafección” y “choque de trenes” que han vaticinado representantes de partidos políticos de Cataluña si el Tribunal Constitucional dicta el próximo miércoles una sentencia que recorte el Estatuto de Autonomía. Recordando los temores análogos que hubo con la ilegalización de Batasuna, diagnosticó: “En este país a veces vivimos amedrentados por amenazas imaginarias”.
En declaraciones a Servimedia, Vidal-Quadras defendió la legitimidad del TC incluso sin renovar y dijo que “sería deseable que el tribunal actual dictara ya la sentencia”. Teniendo en cuenta que “el ponente actual (su vicepresidente, Guillermo Jiménez) ha presentado un borrador que parece ser que puede tener mayoría del tribunal”, deseó: “A ver si votan y, si tiene mayoría, se dicta sentencia”.
Sobre la reacción de la sociedad a un recorte del Estatuto que se prevé mayor al que proponía la ponente anterior, Elisa Pérez Vera, el ex presidente del PP catalán tranquilizó: “Desafección, ninguna, porque la gran mayoría de los ciudadanos de Cataluña están encantados de ser catalanes y españoles, y además saben que es lo que les conviene”. Y distinguió: “Que haya desafección de una casta política irresponsable y subversiva es su problema, no es problema del tribunal. El tribunal debe hacer su trabajo”.
Vidal-Quadras comparó la situación con la del País Vasco. Si allí hay “un Gobierno constitucional que está poniendo orden, poniendo a los terroristas en su sitio y devolviendo a la sociedad vasca la estabilidad y la tranquilidad, pues en Cataluña lo mismo”. En el caso de que el TC declare inconstitucionales varios artículos del Estatuto en vigor, éstos “dejan de tener vigencia, y todo lo que haya hecho la Generalitat” a partir de ellos “queda automáticamente invalidado. Eso es el Estado de Derecho”, proclamó.
Para el ex presidente del PP catalán, las iniciativas de la Generalitat para renovar el TC se enmarcan en la “operación de subversión contra el Estado” en la que, desde su punto de vista, están metidos el Gobierno catalán y CiU. Según su interpretación, el Estatuto es “una agresión frontal contra la Constitución”, que “configura una España confederal, donde Cataluña tiene con el resto del Estado una relación de igual a igual y una cuasi soberanía”, y, “a partir de aquí, todo lo demás es fácil de entender”.
En concreto, argumentó, “cuando uno ha emprendido una operación de liquidación de la Constitución, ya está en un camino sin retorno y cualquier obstáculo debe ser eliminado”. En tal tesitura, “la única barrera que queda” es el Constitucional y “hay que aniquilar ese obstáculo también. De ahí los ataques”, explicó.
Vidal-Quadras defendió que “el TC actual tiene toda la legitimidad para desarrollar sus funciones y ejercer sus competencias”, porque, “de acuerdo con la propia ley del tribunal, mientras no se produzca el relevo con las mayorías cualificadas” pertinentes, “los antiguos siguen en su puesto con todas sus atribuciones y competencias”. Por eso, aun admitiendo que se ha de renovar, responsabilizó a los partidos que “no han llegado a un acuerdo sobre los candidatos” y tachó el argumento de su falta de legitimidad de “jurídicamente inválido”.
(SERVIMEDIA)
16-MAY-10
KRT/jal

Fuente de la noticia

¡Comparte!