España se paraliza por las huelgas por los recortes en educación

Todos los recortes nos sientan mal. No hay duda. Pero que en una situación tan mala como la que vivimos los españoles a día de hoy, en la que el paro nos acecha y los sueldos se caen que nos suban los impuestos, con además sobrecargos por educación y sanidad es todavía peor. Pero la gota que colma el vaso es el hecho de que esos 10 mil millones de euros que nos han literalmente arrebatado a todos los españoles se los vaya a llevar un banco, en concreto Bankia. Vamos que mientras España era una potencia se llenaron las arcas, cobraron millonadas y las comisiones nos las cobraban igual. Ahora, en época de vacas flacas, nos siguen cobrando comisiones y aún sin darle créditos a nadie, somos los españoles los que tenemos que levantarla, a riesgo de tener peor calidad a mayor coste en educación y sanidad.

Las cosas, por mucha confianza que hayan querido poner desde el PP están así, y el malestar es ya demasiado en la sociedad por lo que España se paraliza por las huelgas por los recortes en educación. Las próximas manifestaciones serán convocadas para el próximo 22 de mayo, y por mucho que algunos medios allegados al gobierno procuren poner las manifestaciones como algo producido solo por radicales sindicalistas, les cuento que en realidad los sindicatos va a estar, pero también los padres, a los que más va a afectar la reforma que supone pagar más o tener más niños en calses dependiendo del nivel educativo del que hablemos. Pero no solo padres y sindicatos, si no también alumnos, que empiezan a ver como aquello de una educación universal peligra más que nunca.

Y como broche de oro, para los del PP que les gusta presumir de que en Europa se hacen o se han hecho cosas similares, les recomiendo echar un vistazo a Alemania, país en el que la educación universitaria es gratis, y que pasa el informe PISA con nota. Cuando empecemos a imitarlos en lo que hacen bien, quizás en España podamos presumir de buen gobierno. Hasta entonces, que vivan las manifestaciones, que para eso es un derecho constitucional. ¡Qué a nadie se le olvide!

¡Comparte!