El TC espolea con su sentencia la manifestación en defensa del Estatut

Barcelona.- La sentencia del Tribunal Constitucional (TC), conocida hoy en su totalidad, ha espoleado a la mayoría de los partidos catalanes en su llamada a que sea masiva la manifestación de mañana en defensa del Estatut y en contra del fallo, que el president José Montilla cree que debilita la unidad de España.

Mientras tanto, los organizadores prosiguen los preparativos de la manifestación bajo el eslogan “Somos una nación. Nosotros decidimos”, que abrirá el presidente catalán, José Montilla, tras una ‘senyera’ de 250 metros cuadrados que hoy ya ha sido desplegada frente al Palau de la Generalitat.

Òmnium Cultural, entidad que organiza la protesta, ha informado de que hay preparados centenares de autobuses para llevar a Barcelona a ciudadanos de toda Cataluña para participar en la manifestación, a la que ya se han adherido más de 1.400 entidades, como patronales, sindicatos, universidades e instituciones cívicas, sociales, culturales y deportivas.

Antes de conocerse los detalles, el presidente de la Generalitat, José Montilla, acusaba al PP de debilitar la unidad de España con la “colaboración” de “un tribunal político”, el TC, que ha recortado el Estatut refrendado por los catalanes tras ser aprobado en las Cortes.

“El mal llamado problema catalán lo es de Cataluña, pero es un problema de España. Por eso esta sentencia no ayuda a solucionar problemas, crea problemas y si no, al tiempo… Es mi percepción que en los tiempos venideros se verá que (la sentencia del Constitucional sobre el Estatut) no ha cerrado nada, no ha solucionado nada, sino que ha creado problemas”, ha afirmado Montilla en declaraciones a RNE recogidas por Efe.

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha expresado el respeto del Ejecutivo a que políticos y ciudadanos catalanes se manifiesten mañana, y ha lamentado que hayan tenido que soportar durante cuatro años una campaña de confrontación promovida por el PP.

Pero los cerca de 900 folios no han sentado bien entre los partidos catalanes, a excepción del PP catalán y Ciutadans, después de certificarse que, entre otras laminaciones al Estatut, el TC ha declarado que la Constitución “no conoce otra nación que la española” y que el castellano debe tener la misma consideración de “lengua vehicular” que el catalán en el modelo escolar catalán.

El líder de CiU, Artur Mas, ha calificado de “provocación en toda regla” la publicación de la sentencia del TC justamente hoy, vigilia de la manifestación contra el fallo, y ha denunciado su pretensión de convertir Cataluña en una “región puramente folclórica”.

Mas ha comparecido para deplorar las “malas formas” del alto tribunal: “No tienen ningún tipo de sensibilidad ni de tacto hacia el pueblo catalán. O ignoran totalmente los sentimientos del pueblo catalán o tienen auténtica mala fe”, ha denunciado Mas, que “espera y desea” que esta actitud del TC tenga como efecto colateral que la marcha convocada para mañana sea “aún más masiva”.

Por su parte, el presidente de ERC, Joan Puigcercós, ha hecho un llamamiento para que la manifestación de mañana en Barcelona se convierta en el primer paso de una “transición hacia la independencia” de Cataluña, ya que considera que el TC “deja el autonomismo en papel mojado”.

El secretario general de ICV, Joan Herrera, ha afirmado que la sentencia del TC es una “provocación”, y por ello ha llamado a los catalanes a manifestarse mañana en contra del recorte del Estatut y a “no consentir que el TC se burle” de lo pactado en las Cortes.

Desde las formaciones que avalan la sentencia, la presidenta del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, ha reclamado que se revisen algunas leyes ya aprobadas por el Parlament, que se pare la tramitación de otras y que se respete el bilingüismo en las escuelas.

La dirigente del PP ha dicho que entiende que el TC da la razón a los argumentos de su partido en aspectos como que la única nación es la española, y por ello ha conminado al resto de partidos a acatarla y ha optar por el “seny” (cordura).

Por su parte, el presidente de Ciutadans, Albert Rivera, ha denunciado que el Consejo de Administración de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales haya decidido dejar exento de pago el anuncio en TV3 de la manifestación realizado por Òmnium Cultural y por los partidos que liderarán la protesta.

Fuente de la noticia

¡Comparte!