El ex ministro David Miliband abandona el primer plano de la política británica

Londres.- El ex ministro británico de Asuntos Exteriores David Miliband anunció hoy que dejará el primer plano de la política y no ocupará ningún cargo en el llamado “gabinete en la sombra” del Partido Laborista para no dificultar la tarea a su hermano Ed, nuevo líder de la formación.

“Puedo apoyar mejor a Ed desde mi escaño de diputado”, afirmó el mayor de los Miliband en una entrevista concedida a la cadena británica BBC, en la que despejó la incógnita sobre su futuro político.

El ex titular de Exteriores explicó que alejarse de las primeras filas políticas -aunque conservará su escaño de diputado por la circunscripción de Southshields (noreste de Inglaterra)- era “absolutamente la decisión correcta” y ello le permitirá “recargar las pilas” y pasar más tiempo con su mujer Louise y sus dos hijos.

“Apoyar a Ed desde mi escaño de diputado es lo adecuado por ahora y, sin duda, de cara al futuro inmediato “, dijo Miliband al citado canal.

El ex jefe de la diplomacia británica subrayó que el Partido Laborista, el primero de la oposición, “necesita un nuevo comienzo de su nuevo líder” y agregó que si él también “empezaba de cero” facilitaría la tarea a la formación y a su nuevo dirigente.

“Creo que le puedo dar la libertad (a Ed) y el espacio para que conduzca el partido hacia adelante de la manera en que él lo considere -observó-, sin tener ninguna de las distracciones que conlleva tener a tu hermano mayor sentado a tu lado”.

David Miliband admitió, además, que temía que si se quedaba en el llamado “gabinete en la sombra”, “el más mínimo estornudo” por su parte “en el momento equivocado” desviaría la atención del trabajo realizado por el nuevo líder y del partido como unidad.

“Cualquier nuevo líder necesita tiempo y espacio para definir su propia dirección, prioridades y políticas”, enfatizó.

El ex titular de Exteriores explicó que la tarea del nuevo dirigente sería más complicada si contaba con él en su equipo: “Creo que esto será más difícil si existe la constante comparación con mis comentarios y mi posición como miembro del gabinete en la sombra. Y esto es por el simple hecho de que Ed es mi hermano, que me acaba de vencer en la batalla por el liderazgo”.

Ed Miliband salió elegido nuevo dirigente laborista el pasado sábado por un estrechísimo margen de ventaja de un 1,3 % sobre su hermano, el otro gran favorito a suceder a Gordon Brown al frente de la jefatura del grupo.

En la elección de Ed Miliband pesó de forma crucial el apoyo de los sindicatos, lo que hizo pensar en un hipotético giro hacia la izquierda del Partido Laborista bajo esa nueva tutela.

En su primer gran discurso como líder, pronunciado durante la celebración del Congreso Anual del Partido en Manchester (norte de Inglaterra), Ed Miliband abrió el camino a la “nueva generación” del laborismo.

En su intervención, el nuevo dirigente asumió errores del pasado, entre los que nombró la guerra de Irak o la no regulación del sistema financiero, y prometió una dirección “responsable” y un cambio.

Fuente de la noticia

¡Comparte!