El departamento de Economía defiende su actuación en el caso Hotel del Palau y en su control a Millet

Barcelona.- El departamento de Economía ha garantizado hoy que la Generalitat será compensada por la pérdida de valor patrimonial derivada de la operación del Hotel del Palau y ha defendido su técnica auditora, que durante años no detectó el desvío de fondos perpetrado por Fèlix Millet en el Palau de la Música.

En la cámara catalana se ha iniciado hoy en medio de una gran expectación la ronda de comparecencias en la comisión de investigación sobre el “caso Palau”, impulsada por el tripartito para buscar una posible financiación irregular de CDC, que sin embargo en su primera jornada se ha vuelto en contra del tripartito, al poner la oposición bajo el foco la operación del Hotel del Palau, que salpica al departamento de Economía.

Durante su intervención, la directora general de Patrimonio, Immaculada Turu, ha insistido hasta la saciedad, frente a una oposición que le esgrimía un documento titulado “convenio”, que el acuerdo firmado en 2006 entre Fèlix Millet y el conseller de Economía, Antoni Castells, que ha motivado la querella fiscal por el proyecto del Hotel, no era más que un “protocolo de intenciones” que no comportaba ninguna obligación para la Generalitat.

Turu ha protagonizado hoy en la comisión de investigación sobre el saqueo del Palau un áspero rifirrafe con el diputado de CiU Jordi Turull, que ha llegado a su punto culminante cuando el convergente le ha exigido que le precisara en qué cantidad ha cifrado la Generalitat la pérdida de valor patrimonial por el proyecto y ésta ha respondido que no se la podía dar porque, ha afirmado, “no la tengo aquí”.

Sin embargo, ha admitido que una vez aprobada la permuta de calificaciones urbanísticas entre el Palau, Olivia Hoteles -explotador del proyecto- y la conselleria de Economía, con el consentimiento del Ayuntamiento de Barcelona, el patrimonio de la Generalitat ha sufrido una merma que, ha garantizado, será satisfecha bien a través del Palau o bien a través de la propietaria de los solares.

Un informe que el Departamento de Economía envió a la Fiscalía cuando ya se había iniciado la investigación sobre la operación del Hotel del Palau cifra en 3,6 millones la indemnización a percibir por la Generalitat, aunque Turu ha matizado que se trata de una cuantía estimativa “mínima”.

Insatisfechos con las explicaciones de Turu, los grupos del PP y de Ciutadans ya han anunciado que volverán a pedir, por tercera vez, la comparecencia del conseller Antoni Castells, y del de Política Territorial, Joaquim Nadal, así como los responsables del Ayuntamiento Xavier Casas y Ramón García-Bragado, que el tripartito sigue vetando.

Por su parte, el interventor general de la Generalitat, Josep Maria Portabella, que también depende del departamento de Economía, ha defendido hoy la “correcta” actuación de la conselleria de Castells en la operación del Hotel del Palau y la técnica auditora de la Generalitat que durante años no detectó el desvío de fondos de la entidad dirigida por Fèlix Millet.

En su intervención ante la comisión de investigación, Portabella ha afirmado también que desconoce si los 2,4 millones de euros que Fèlix Millet y Jordi Montull desviaron del Consorcio del Palau al Orfeó sirvieron o no para financiar a partidos políticos.

El interventor general, que lleva 20 años en el cargo, ha añadido que los “mecanismos de técnica auditora” del Palau de la Música por parte de la Generalitat han sido los correctos, pese a que las auditorías de las cuentas del Consorcio efectuadas desde el 2002 no detectaron el desvío de fondos perpetrado por Millet, destapado en 2009 a raíz de los informes de la Agencia Tributaria.

Para Portabella, del “caso Millet” se desprende la necesidad de modificar algunos “aspectos mejorables” en el control de las fundaciones nutridas de fondos públicos, como impedir que las mismas personas tengan capacidades ejecutivas en entidades relacionadas entre ellas.

Fuente de la noticia

¡Comparte!