El cafelito de los funcionarios

La verdad es que las cosas no parecen estar saliendo demasiado bien a los de gobierno, y aunque Rajoy y su ejecutivo llevan apenas pocos meses en el gobierno, ya a pocos de los que les hemos votado en las urnas nos quedan esperanzas de que las cosas vayan a mejorar. Más bien, irán a peor.

En realidad nos encontramos con metedura de pata tras metedura de pata, consiguiendo en muchos casos superar a los anteriores socialistas. La última ha sido el discutido y contestado cafelito de los funcionarios. Un cafelito que claramente no es cualquier cosa, si no que llega en un momento en el que el funcionariado ha visto sus sueldos congelados y a los que le piden más horas de trabajo para arrimar el hombro. Hasta aquí, podríamos entenderlo, pero si tenemos en cuenta que el sueldo medio del funcionario es de 1000 euros. ¿Pueden los millonarios del gobiernos pedirle a los mileuristas funcionarios a los que controlan que trabajen más por lo mismo hablado de eliminar el cafelito que ellos se toman cuando les place?

Pues parece que ni a los funcionarios, ni a los ciudadanos en general nos ha gustado mucho la idea que nos ha planteado el gobierno, y una vez más aquello de generar confianza se escapa, casi tanto como Rajoy. ¿Cuánto durará? No lo sabemos, pero a este paso, yo no apuesto para nada por un país estable. Y me gustaría creer que así sería

¡Comparte!