Seguiré hablando de Venezuela cuando me plazca

M siento profundamente defraudada. Aunque ya lo he comentado en otras ocasiones, la situación del que es mi país de nacimiento es cada día peor. Venezuela está pasando por una de las peores etapas de su historia, y quizás la ausencia de un Chávez que nunca sus detractores pensamos que pudiese tener peor sucesor haya agravado el problema, porque además de seguir en una línea de destrucción total de la economía productiva, de sustento de países de los que no se obtiene nada a cambio o solo migajas, nos enfrentamos al que es un duro golpe democrático. Ese señor que se llama a sí mismo presidente, Nicolás Maduro, no lo es, y esa ilegitimidad dada por haber autoproclamarse vencedor en un fraude que consolidó con el resto de poderes pasa factura a base de represión al que no piensa como ellos.

banderita-venezuela-4

Pero como decía en mi primera frase, me siento defraudada. Parece mentira que España, que por cierto también es mi país, que para eso tengo la doble nacionalidad, haya olvidado tan pronto los años de dictadura. Son muchas las veces que utilizo las redes sociales, foros y blogs para tratar un tema que me parece primordial como lo es la situación venezolana y que las respuestas que encuentro de los compatriotas españoles son precisamente de la tónica de tener que callarme porque un español no es quien para meterse en los asuntos de Venezuela. Vamos, lo que dice el Ilegítimo y compañía cuando los organismos internacionales no le caen al trapo con sus maletines de petrodólares.

Y sintiéndolo mucho yo me reafirmo. Seguiré hablando de Venezuela cuando me plazca. Primero porque vivimos en un mundo globalizado y si eres de la opinión de que no me meta en asuntos de otros te diré que entonces pruebes a no hablar de Siria, a no preocuparte de Israel, a no ocurrírsete mencionar a Corea del Norte, a no criticar a Berlusconi, y a no comparar tus cifras económicas con Portugal y Grecia. Al fin y al cabo, según tu teoría ¿quién te dio vela en aquel entierro?

Segundo porque yo soy venezolana, y a mi si mi importa lo que pase en mi país, al que cada día veo como lo ahogan en una miseria que no se merece. Al que cada día le veo menos posibilidades para la gente de a pie. Y al que cada día veo convertirse en el refugio de los delincuentes y en la trampa para los hombres y mujeres de bien, que son, la gran mayoría, menos el grupito de Enchufados y los malandros que apoya Maduro.

Por último, pero no menos importante, voy a seguir hablando de Venezuela, y de cualquier otro país del mundo en el que se viole la democracia, se reduzcan las libertades del pueblo y se condene a inocentes como al General Antonio Rivero, por pertenecer a un partido político. Eso huele a fascismo puro, porque Franco, para el que no tenga memoria histórica, hizo lo mismo. Y dicho esto, el que crea que sigo sin poder opinar de lo me plazca, le recomiendo comprarse un billete para Cuba o para Corea del Norte porque por aquellos lares no dejan decir a cada cual lo que les plazca. ¡Buen viaje!

¡Comparte!

Un pensamiento en “Seguiré hablando de Venezuela cuando me plazca

  1. Yosi Toya Recho

    Estamos viviendo el clamor generalizado de encontrar una alternativa política, una posibilidad viable para acabar con el bipartidismo, que tanto daño ha hecho a nuestra sociedad. Esta posibilidad está tomando cada vez más fuerza y mas forma, HAY QUE HACERLO. No es suficiente con quejarnos de lo que nos han hecho, de lo que nos están haciendo y de lo que nos harán, si lo seguimos permitiendo.
    La sociedad le ha plantado cara con varios movimientos sociales muy interesantes e importantes como “Los Indignaos” (Nombre inspirado en el libro de Stéphane Hessel), la Plataforma de los Afectados por las Hipotecas, PAH liderado por Ada Colau, el 15M, La marea Blanca, La marea verde, movimientos estudiantiles y de trabajadores, entre otros. Indudablemente lo que hace falta es agruparnos, unirnos a través de las necesidades comunes, frustraciones, impotencia ante las injusticias, rabia ante la corrupción, desesperanza ante la mala situación económica y demás vicisitudes, que gracias a la mala gestión de nuestra clase política, estamos soportando.
    Debemos convertir todas estas frustraciones y dificultades en la fuerza, el motor que nos impulse y nos mueva a agruparnos, a organizarnos en una Voluntad Política, una oportunidad política que nos pueda devolver los logros alcanzados en años por la sociedad y arrebatados en meses por la dirigencia política. Dirigencia política que solo busca complacer los intereses de pequeños grupos económicos; nacionales unos e internacionales otros. Debemos lograr un movimiento que nos devuelva las esperanzas para conseguir verdaderos cambios en la sociedad. Ha de ser un movimiento nacional para lograr cambios profundos dentro del sistema o cambiar el sistema mimo.
    Los movimientos sociales legítimos, que se libran en diferentes municipios, comarcas o provincias, en muchos de los cuales participamos o apoyamos, no deben parar, la lucha ha de continuar, ya que ellos son el principio del cambio, son la inspiración de este movimiento, de esta y muchas otras ideas. A todos los activistas de tales movimientos y a los que se quedan en casa pro las razones que sean, pero que están conscientes de la peligrosa situación en la que estamos inmersos, le solicitamos el apoyo con el voto en las elecciones nacionales, para acabar con a la dualidad partidista y triunfar, para poder comenzar así con los cambios lógicos necesarios que todos esperamos.
    Entendemos que existen muchos problemas, pero también entendemos que hay que priorizar tales problemas. Partimos con la idea de resolver los más relevantes que afectan el día a día a una infinidad de personas para que una vez resueltos estos problemas básicos como lo son el trabajo, la vivienda, la educación, la salud, la energía y el agua, podamos atender otros, no menos importantes ya que igualmente afectan a muchas personas, pero que no ponen en peligro la vida misma.
    Para comenzar debemos estar consciente del grave problema en el cual nos ha metido la política actual y sus protagonistas y estar dispuestos a realizar ciertos aportes al movimiento, como por ejemplo, contactar a otras personas, retransmitir el mensaje o la idea que nos ha aunado en el “grupo o movimiento político” que deseamos sacar adelante, apoyar la parte económica del movimiento con pequeños aportes ya sean en metálico, en trabajos o especie (por ejemplo, fotocopias, llamadas telefónicas, legalización de documentos, CD, Pen Drives, fotos, videos, información, ideas, etc).
    Esperamos que en nuestro movimiento se afilien o apoyen personas de todo tipo, profesión e inclinación ideológica y que nos dediquen un poco de lo que saben hacer cuando sea necesario para la consecución del objetivo inicial, que es sin lugar a dudas la TOMA DEL GOBIERNO CENTRAL, a través de un proceso democrático.
    Ha de ser un movimiento que se forme para triunfar, no para quedarse a mitad de camino, y para ello contamos con los de a pie, personas que no tengan antecedentes de corrupción ni compromisos económicos, ni políticos, tampoco necesitamos compromisos religiosos, ni gremiales, en fin ha de ser un movimiento, lleno de libertades y de verdades, para poner las cosas en el sitio que deben estar y en la forma como debe ser.
    La promoción de este movimiento político o voluntad política se realizará por un grupo de personas comprometidas con la idea de cambio, pero todos los nombramientos de representantes locales o regionales o como vaya a ser conformado el movimiento, ha de ser realizado a través de elecciones, de consultas generales, garantizando así el sentido democrático, piedra angular del movimiento, para no perder la conexión de las masas con sus representantes electos, y cuya actividad pueda ser cesada si así lo determinasen los referendos o consultas dentro de la agrupación. Evitando así los nombramientos a dedo.
    Nuestro medio de comunicación, divulgación y elecciones internas será la internet, y todo cuanto le rodea, Twiter, Whatsap, Google +, Twenti, Facebook, los Blogs, Youtube, etc. ya que es el mejor medio para mantenernos comunicados y unidos como una roca ante los medios hostiles de los políticos de siempre, quienes están enquistados en los poderes y como consecuencia, con grandes influencias en los medios de comunicación, excepto la internet, la temida internet.
    Este movimiento político ha de estar dirigido por un equipo interdisciplinario, no por líderes ni mesías.
    Los cargos o direcciones de las funciones que han de realizar los diferentes equipos de trabajo tienen que ser elegidos a través del voto de los participantes, de tal manera que si se ha de tocar el mundo de la construcción, el grupo de trabajo ha de estar formado por constructores, ingenieros, paletas, electricistas, en fin personas vinculadas a la construcción y no por personas seleccionadas a dedo, que no saben ni conocen como va el tema. De igual manera será la selección para los grupos de trabajo que involucre la salud pública, médicos enfermeros psicólogos, personal de mantenimiento de hospitales y así sucesivamente, cualquier actividad que se vaya a desarrollar. Está claro que los TODEROS (políticos que “saben hacer de todo”) no tienen la actitud, ni los conocimientos, ni las cualificaciones, ni las libertades necesarias para solucionar los problemas que nos han llevado a la actual crisis. Lamentablemente ya conocemos los resultados de su gestión.
    Tenemos que estar claro que estamos actuando dentro del sistema creado por los políticos actuales y existen ciertas reglas, que aunque nos disgusten, tenemos que acatar y seguir, “es la Ley”: registrar el proyecto político ante Notario, enviarlo al Ministerio de Relaciones Interiores, recolección de firmas para los candidatos, etc. Estos trámites tienen un coste que hay que honrar. Hay que elaborar unos estatutos, los cuales han de ser a nuestro parecer muy sencillos, nada de complicaciones ni expresiones sujetas a doble interpretación. Estos estatutos deberán ser revisados por uno o varios abogados que esperamos sean partícipes del movimiento, o simpatizantes para ahorrarnos ese dinero.
    Hay que buscar un nombre, que nos identifique y nos distinga de la clase política, eso también se ha de dejar a elección y cualquier nombre que se proponga puede ser motivado. Esta será sin lugar a dudas nuestra primera consulta general.
    En fin, tenemos que crear y votar unos estatutos, para la presentación de los mismos, además, tendremos que abrir una cuenta en uno de sus bancos, y solicitaremos dinero a todos los que quieran ayudar y participar en este proyecto, por cierto en este punto es bueno mencionar que se deberá presentar mensualmente las cuentas en la página web del grupo, o en el facebook o en lo que sea de fácil difusión para que todos los que quieran saber cómo va el tema lo sepan y evitar aquello de las contabilidades “b” y escándalos de donaciones sin donantes o la condonación de cuentas por grupos económicos. Además, es muy importante conocer el o los responsable de que las cuentas sean correctas. El movimiento ha de tener orden disciplina y control en todas sus actuaciones.
    No se trata de un movimiento de izquierdas o derechas, se trata de un movimiento de simple lógica, de simple sentido común donde dos más dos sumen cuatro y que las palabras signifiquen lo que significan, sin eufemismos, llamar las cosas por su nombre. Donde el objetivo final sea el ciudadano, no el capital, ni la empresa, ni el poder, donde las personas se sientan representadas, donde los dirigentes sepan lo que vale un café, perder un piso, estar sin trabajo o lo que significa ir a buscar comida en una ONG.
    Se trata de devolverle a la población los resultados de un sacrificio o esfuerzo personal o grupal, donde el respeto a la persona sea el horizonte a seguir y los derechos sean respetados, de mayorías y minorías, es el simple hecho de poder convivir unos con otros, con normas claras, donde el abuso de cualquier tipo sea señalado y eliminado sin esperar largas colas o tiempos inmensurables o que nos digan desde afuera lo que se tiene que hacer, tras injusticias o prácticas abusivas, que se vienen cometiendo año tras año. Estamos convencidos que nosotros mismos somos capaces de subsanar muchos despropósitos si se nos consulta y se nos da la oportunidad de hacerlo.
    Existe un sin número de personas, que se quejan de los males que estamos viviendo, basta con ojear cualquier diario y leer las diferentes opiniones, editoriales y comentarios, esas personas independientemente de su ideología podrían darnos el voto y apoyo, inclusive desde su silencio (muchas veces hay que conservar el trabajo, hay que comer, eso lo entendemos, somos de la calle).
    Nuestro movimiento, no es otra cosa que la indignación con tanta injustica, mentiras, corruptelas y despropósitos de nuestros gobernantes, como muestra de ello no se le ha hecho caso a un millón cuatrocientas mil firmas, para que elaboraran una ley en forma contra los desahucios, y la respuesta fue “hay que sostener el sistema financiero” ese sistema que nos ha llevado a donde estamos. Como dijo Thomas Jefferson en 1802 “Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate. Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y todas las instituciones que florecerán en torno a los bancos privarán a la gente de toda posesión; primero por medio de la inflación, enseguida por la recesión hasta el día en que sus hijos se despertarán sin casa y si techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron”.
    En nuestro caso era y es más razonable rescatar a los que producen riquezas y no a los que producen pobreza y sufrimiento. Pero este es un tema que abordaremos más adelante, ya que el objetivo de esta misiva no es otra que la de conseguir voluntades para la creación de un movimiento político-social a nivel nacional, unir estas voluntades y nutrirnos de ellas, pues toda persona cuenta.
    Los interesados en participar favor ponerse en contacto con nosotros a través del correo yositoyarecho@gmail.com a ver cómo lo montamos para sacar adelante este proyecto, da igual si eres derecha, o de izquierda, central o apolítico, cura o ateo, lo que sí es importante es que estéis enfadado y convencido de que se puede hacer algo diferente con y por los ciudadanos, por tu ayuntamiento, comarca, o provincia por tu país y posiblemente por la misma Europa. Tu apoyo, tus ideas y opiniones son importantes, nos interesan.
    ¿Contamos contigo?-

Los comentarios están cerrados