Corrupción: ¿Hasta cuándo?

Hoy viendo las noticias, me he hecho la pregunta del título, ¿hasta cuándo? Hasta cuándo tendremos que aguantar esta situación, hasta cuándo dejarán de salir casos de corrupción, hasta cuándo tendremos que esperar para ver un telediario sin sentir vergüenza ajena.

Fuente: unitedexplanations.org//
Fuente: unitedexplanations.org//

Como decía, viendo las noticias hoy por orden estos han sido los casos.

El ébola, y su mala gestión por parte del Ministerio de Sanidad, y a continuación comentando el desmantelamiento que hubo hace poco del Carlos III debido a la política de privatización de hospitales en la Comunidad de Madrid, en beneficios individuales más que por el bien de la población.

Después el escándalo de las tarjetas “black” de Caja Madrid y Bankia, donde hoy han comentado que Rato y Blesa entre otros han sido imputados por el uso de estas tarjetas, que ha derivado en un gasto superior a 15 millones de euros.

Acto seguido de esta noticia, ha saltado otra nueva, en este caso de un trabajador de UGT, Fernández Villa, por esconder 1,4 millones de euros a Hacienda. Aquí no se salva nadie.

Justo después el caso Pujol, y otro hijo que podría estar implicado en el caso de la famosa “herencia”. Pujol que recordemos que en el Parlament Catalán amenazó con que si se mueve el árbol caen todas las hojas, así que no podría ser el único allí que hiciera esas malas prácticas.

Y por último, otra noticia nueva, donde hablaban de que De Guindos va a transmitir a la fiscalía, más de 20 operaciones sospechosas, relacionadas con proyectos inmobiliarios y de crédito, de Novacaixa Galicia, y Catalunyacaixa.

He terminado el telediario exhausto de tanta corrupción, de tanta mala fe, y de tan poca solidaridad con el pueblo español, que tan mal lo está pasando. Si a esto le sumamos el caso Bárcenas, el Gurtel, los ERES andaluces, los tejemanejes de Urdangarín y compañía, todo lo que sale cada día de la Comunidad Valenciana, y muchos casos más, y sólo pienso que la paciencia que estamos teniendo como ciudadanos es insuperable, pero…¿Hasta cuándo?