Aquí nada es gratis. Lo pagamos todos y céntimo a céntimo

Empiezo a estar cansada de los unos y de los otros. En Foro Político ya había dicho que la crisis o las imposiciones de Europa pueden hacer que los políticos se olviden de su ideología y nos sablen a tasas e impuestos los cuales no podemos pagar. Pero a ello hay que sumar que encima se nos rían en la cara, unos y otros diciendo que los ciudadanos disfrutamos de servicios públicos gratuitos. Eso es como si una paga su seguro a todo riesgo y en caso de accidente éste le dice oiga que se lo arreglo gratis. ¡Faltaría más, para eso hemos pagado antes!.

Y para que no se me critique sin fundamento, hoy me he dado un repaso por el gasto que hacemos los ciudadanos de forma directa o indirecta y que va directo a las arcas, y que luego, si todo fuera según o previsto se destinaría a sanidad, educación justicia y un largo etcétera…

  • Cuotas de la seguridad social: autónomos, empresas y trabajadores están obligados a pagarlas, y la más baja es de casi 200 euros mensuales para los más jóvenes.
  • IVA: 18% de casi todo lo que consumimos menos los productos de primera necesidad que tienen un gravamen menor van directos a las arcas del Estado.
  • IRPF: con la subida, nos toca pagar más, pero al español que menos le retienen es de media un 18% de todo lo que gana.

Hasta aquí, el gobierno se ha ya quedado con más de la mitad del sueldo medio de un trabajador, pero aún hay más.

  • Impuesto de trasmisiones: Si queremos vender una propiedad, el comprador tiene que pagar un 7% del valor en concepto de transmisión, y el vendedor una tasa por haberlo disfrutado durante el período de tiempo que fue de él.
  • Impuestos bancarios: eran para las grandes fortunas pero a cualquiera con un capital mayor de 45000 euros en el banco le toca abonarlo por la caja del Estado.
  • Impuesto de circulación: todos los que tenemos un coche pasamos de forma anual por la caja del Estado  el estado de las carreteras es en muchos casos deplorable.

Catastro: no importa si es una vivienda, un garaje o una finca, por tener propiedades se paga, y ¡cómo!.

Y me he dejado más de uno en el tintero. Y con todo eso ¿qué se hace? Porque hablamos de una sanidad que va a ser de pago, de un ajusticia que ya lo es, pero que costará aún más, de una educación a la que las tasas piensan subir, y de una inversión pública que se reduce a cero. Ah, me olvidaba de las deudas de la administración a los proveedores. ¿Alguién me explica dónde están todos mis impuestos? Yo propongo algo, mejor me los devuelven y entonces me pasan factura de todo lo que tengo que pagar. ¡Verán como me salen mejor las cuentas!

¡Comparte!