Las urnas también se aprietan el cinturón

Parece que la escasez del presupuesto público se nota hasta en un ámbito en el que nunca lo hemos visto: las campañas electorales. Y es que este año las elecciones nos cuestan “solo” 124 millones de euros. Y de seguro que les parecen muchos, pero si les digo que nos vamos a ahorrar un 5% con respecto a lo que se gastaron en la anterior campaña electoral de carácter nacional, y son unos 700.000 más los votantes convocados. Sería algo así como decir que el coste de elecciones pro cápita ha decrecido con una gran importancia.

Y aunque casi todos dicen que esto es bueno, a mi la verdad, las comparaciones no me han parecido más que consuelo de tontos, algo con lo que tener a la masa contenta y convencida de que las cosas no se están haciendo bien, pero tampoco tan mal. Y la verdad, soy de las que no me gustan las verdades a medias, por lo tanto, no me creo nada de esto y me parecen afirmaciones sacadas de contexto para acontentar a cuatro tontos. Y sinceramente, no me gusta que me tomen por tonta. Las del 2008 eran unas elecciones en un período económico determinado, las del 2011 lo son en otro.

Y es que me parece tan absurdo lo que hoy hace la prensa casi como decir que en la Alemania justo de la postguerra se gasto más que en la de ahora. Ya… los datos matemáticos son los datos matemáticos, pero recuerden que dentro de una sociedad hay que darle la importancia que tienen los efectos democráticos, sociales y de cambio económico.

Más info | El País

¡Comparte!

Un pensamiento en “Las urnas también se aprietan el cinturón

  1. Pingback: Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados