Ahora van por las pensiones

Sinceramente, no sé como se puede ser tan insensato, tan insensible y sobre todo tan deshonesto. Aunque no me gusta generalizar, la verdad es que muchos de nuestros políticos son de este modo, y además, están orgullosos de serlo como buen fanfarrón. Si esta semana la comenzábamos hablando del tema de cómo se comportan políticos italianos y políticos españoles frente a una realidad común, la de la emigración forzosa de nuestros jóvenes, y las diferencias que existen entre ambas, hoy la verdad me he levantado un tanto desconcertada, porque pensaba que el PP tenía dos cosas claras, que ellos mandan por encima de todas las cosas y que tienen que cuidar sus puestos y privilegios, y que las pensiones no se tocan; pero una de las dos ha dejado de estarlo.

No, ojalá fuera la primera. Pero con la actitud de fanfarrón de barrio que todo lo sabe y al que no le guste ya lo cambiará con un cambio de gobierno en las próximas elecciones, no podían renunciar aún con la que esta cayendo a esa. Van a renunciar a la segunda. Y la verdad eso les va a pasar factura. Ya pueden decir que la culpa es de la herencia recibida, de la crisis, de la economía sumergida o de lo que les de la gana, pero muy tonto tiene que ser el que se lo crea sabiendo que en España pagamos los mismos impuestos que los colegas europeos pero que tenemos no solo un salario mínimo entre los más bajos, sino también unas pensiones de las más pírricas.

Y ahora, con un comité de expertos que por cierto nadie eligió en las urnas ni se ganaron el puesto con una oposión nos van a colar doblada una nueva reforma de las pensiones que podría estar atada a cómo vaya la economía del país. Si va mal, cobrarás menos independientemente de cuanto hayas aportado a las arcas en su momento, si va bien, entonces tu pensión subirá. Esperando por supuesto que en el segundo caso no se inventen cláusulas de suelo absurdas, yo me pregunto ¿ahora también los ciudadanos, en este caso los pensionistas pagarán con su pensión lo mal que lo hagan los políticos.? Porque hay que ser francos, ellos gobiernan. Si nos va bien el mérito es de ellos y sino, ¿la culpa nuestra? Sin duda el sistema es un chiste de principio a fin.

¡Comparte!