2000 parados más al día en la crisis española, y Cospedal sumando sueldos

Hemos cerrado con 2012, aunque por muchos éxitos que quisiera ver Rajoy en su discurso de resumen del año, así como en el de resumen de su legislatura, haberlos, no los hay. El único logro que hemos conseguido es la destrucción masiva de empleo, y aquella promesa que pronto desmintió Rajoy en un llamado en plena campaña a la calma y a expectativas más relajadas de conseguir nada menos que 3 millones de empleos, se quedó en agua de borrajas.

2013 comienza con un promedio de 2000 parados más al día sumados en el año que acabamos de cerrar, y con una crisis española que promete prolongarse muy a pesar del déficit y de la prima de riesgo que parecen ya no tenernos rota la cabeza. Sin embargo, esos que parecen ser el centro de los problemas de los españoles no son los únicos, porque el enemigo del año, esa hacia la que se dirigen todas las críticas ya tiene nombre y apellido. Es la dirigente del PP de Castilla La Mancha; María Dolores de Cospedal, y la cosa no es para menos, porque mientras algunos españoles se queman a lo bonzo, ella suma sueldos.

Talavera de la Reina, Toledo, premio, mujeres, democracia, poema

Y es que aunque los políticos siempre han cobrado demasiado, por mucho que ellos digan lo contrario. Siempre se han sumado dietas, bonos y bonificaciones excesivas, con un montón de privilegios como comidas oficiales, comedores de las cámaras, servicios médicos, viajes pagados, y un largo etcétera, ahora que estamos en crisis, y que son ellos los que nos piden apretarnos el cinturón, hablando mal, nos jode bastante más.

Y la señora de Cospedal es ese claro ejemplo de que barre para su casa. Porque con tres salarios y complementos como Abogada del Estado, recortando sueldos a los paralmentarios de la cámara castellano-manchega, y aplicando recortes a la población que considera justificados, no se entiende como esta señora acumula a fin de 2012 más dinero que Rajoy. Y eso sin obviar que su marido está metido de lleno en las empresas por las que privatizan los hospitales y centros públicos madrileños. Y es que así ¿quién dijo crisis? Ahora si que entiendo lo de los brotes verdes…

¡Comparte!